Tecnología de Generación de Ozono

La elevada capacidad oxidante del ozono, hace interesante la utilización industrial del ozono en múltiples campos. De forma natural, el ozono estratosférico se forma cuando la radiación ultravioleta proveniente del sol rompe las moléculas de oxígeno (que se encuentran en la atmósfera), dando como resultado átomos de oxígeno libres que unen con moléculas de oxígeno formando moléculas triatómicas (ozono). En estas condiciones naturales se genera a una temperatura de – 50º C y a una presión atmosférica de 30 mm Hg. También se forma naturalmente en la atmósfera, gracias al oxígeno atmosférico y las tormentas eléctricas. Sin embargo, para generar ozono de forma industrial se requiere una tecnología que, generalmente, se usa en el lugar en el que se va a utilizar, debido a la inestabilidad de este gas. Se produce a partir de oxígeno, el cual se encuentra presente en el medio ambiente en una concentración aproximada del 20%, aunque se recomienda usar una mayor concentración de oxígeno pues, a mayor concentración de oxígeno, mayor será la producción de ozono. Por ello, muchos generadores de ozono implementan un concentrador de oxígeno para aumentar los niveles de concentración de oxígeno y aumentar la producción general de ozono. Tanto si se emplea aire como si se emplea oxígeno, es importante que esté perfectamente limpio y seco para eliminar la posibilidad de crear subproductos peligrosos durante la producción de ozono. Dentro de los múltiples métodos existentes para la generación del ozono, la que consideramos mas efectiva y segura en OZONO RIVELER  es la de  descarga eléctrica, efecto corona.